bandera_venezuela

-

Nov-01-2021
Contraloría Especial revisó informe de cuentas de la Presidencia de la República

La Contraloría Especial de manera minuciosa estudió el informe sobre ingresos, gastos y bienes del ejercicio financiero correspondiente al año 2020 del Despacho de la Presidencia, todo esto de acuerdo con lo establecido en las leyes de la República de Venezuela.
“La revisión se orientó a la evaluación selectiva de los aspectos referidos a la legalidad, sinceridad y exactitud de las operaciones, evaluación del sistema de control interno y el uso y aplicación de los recursos asignados y ejecutados por el despacho de la presidencia del gobierno interino de Venezuela durante el ejercicio financiero del 2020”, así lo informó el Contralor Especial Juan Pablo Soteldo.
Resaltó que la presidencia manejó un presupuesto aproximado a un millón cuatrocientos mil dólares y que los recursos provienen del Fondo para la Liberación de Venezuela y atención de casos de riesgo vital.
Es importante acotar que dentro de la presidencia se incluye el despacho presidencial, la junta directiva del Banco Central de Venezuela, la Procuraduría Especial de la República y las juntas directivas Ad hoc de PDVSA y de otras empresas del estado.
El Contralor Especial señaló que “hasta el 31 de diciembre del año 2020 se ejecutaron casi quinientos mil dólares, quedando una disponibilidad de novecientos mil dólares, los cuales se han venido ejecutando durante el año en curso”.
El informe de la contraloría se realizó dentro de los lapsos legales, la decisión de hacer un corte hasta el 31 de diciembre del 2020 fue por recomendación del Consejo de Contraloría, el cual recomendó ir revisando el presupuesto y no esperar que se ejecutara el presupuesto en su totalidad, añadió el vocero de este ente gubernamental.
De igual forma indicó que se encontraron algunos hallazgos de forma y no de fondo, los cuales fueron notificados a las personas encargadas de la ejecución presupuestaria del despacho de la presidencia, a fin de que se realizarán los correctivos necesarios.
“Esta es una revisión desde punto de vista de control externo y posterior, nos hemos centrado en la comprobación de la sinceridad, exactitud y adecuado utilización, manejo y custodia los recursos, así como la existencia del soporte documental de la cuenta presentada por la presidencia”, añadió Soteldo.
Puntualizó que los objetivos principales de la revisión son: determinar si los estados financieros contables y presupuestarios presentan la información de conformidad con las normas y principios de general aceptación aplicables, verificar si se han cumplido las disposiciones legales, constitucionales y sub legales y comprobar la sinceridad, exactitud, adecuada utilización y manejo y custodia de los recursos.
La Contraloría Especial revisó de manera exhaustiva el total de las órdenes de pago que fueron aprobadas y que forman parte del corte financiero realizado al 31 de diciembre del año 2020.